Cuentos y LeyendasNoticias

La calzada de la república

la reunión de los 18

El rey Tiro habla,

Busca a al aprendiz, al compañero y juntos caminen con el maestro.

De aguas negras a aguas blancas, la acacia crece.

Brinda su fruto que no se come;

Al viajero y al maestro por igual,

La alianza de los 18 vive por siempre y espera a que la viuda pida ayuda.

Era ya de tarde cuando “la tía María” salió de Oaxaca; era una tarde de lluvia pasada, esa que se llama “aguacero” pero era también de esas lluvias donde el sol vuelve a salir; mi corazón se sentía triste y melancólico pues era una tía muy querida, el final de vacaciones de la tía habían terminado y ella volvía a la ciudad de México.

Mi corazón cansado y mis pasos gastados me llevaron hacia la banca de una plazuela, sin querer ante mí tenía un pedestal vacío con el nombre Jesús Gonzales Ortega; de improviso y con un golpe neuronal mi conciencia fue jalada de súbito a un recuerdo donde duermen las historias del viejo coyote.

-Ven y mira mi niño, vamos caminemos por la reunión de los masones liberales; ven conoce la historia de este enigmático lugar que todo mundo mira y nadie comprende.

Pero comencemos por donde se debe mi niño; y como todo en la vida se comienza por una esencia, pues “solo la mano que está desocupada puede tener lo que viene”, asi lo dice el mapa.

-que mapa coy?

-solo tienes que ser digno y puro de corazón, y las estatuas hablaran contigo mi niño hermoso, ven y conoce lo que un masón de cuna humilde le quiso legar a Oaxaca.

-ven siéntate aquí y mira este pedestal vacío y escucha esta historia que algún día me conto un amigo lejano pero querido.

Hace mucho pero mucho tiempo tuvimos un señor ilustre conocedor de leyes fue presidente; eran tiempos revueltos mi niño este personaje de cuna humilde e indígena, peleaba por la justicia de su gente; en aquel entonces el pertenecía a un grupo de gentes importantes llamado liberales, pero su ventaja y su verdadero poder residía en que era miembro de un grupo selecto de personajes ilustres llamados “masones”.

Y hubo guerra mi niño, a esa guerra se le llamo “la guerra de los tres años” Y fue por mandato de este personaje que asi fuera escrita en la historia, pues este señor creía que los hombres escriben la historia a su conveniencia y pensó en dejar como legado la historia que quería contar, y asi hizo varias encomiendas que sus seguidores respetaron y honraron incluso después de su muerte.

Y estas estatuas cuentan parte de esta historia que muy pocos han sabido ver; pues solo el que conoce sabrá el porqué de estas estatuas, pero solo el puro de corazón estas estatuas le contaran una historia maravillosa.

Pues las estatuas hablan en idiomas cultos que solo muy pocos conocen.

-A ver coy, como que las estatuas hablan?

– si mi niño hermoso, las estatuas tienen un código secreto pues la posición de los personajes y su indumentaria nos cuentan de su vida; pero su geometría, su orientación esconde mensajes

Que solo el que sabe puede ver.

-Como en el de la calzada de las lágrimas no abuelo?

– si mi niño, tu corazón es puro y puedes ver lo que otros no.

-pero que esconde abuelo? Cuál es el mensaje?

-Eso será algo que tendrás que encontrar por ti solo mi niño, pues solo si entiendes esos lenguajes te harán digno de lo que este rompecabezas esconde.

Pero te diré que Aquel señor Zapoteco; miro y conoció lo que esta tierra es, y de la mano de muchos como el atesoraron escritos y objetos; que lo hicieron comprender y pensar como pensaba y actuaba.

Este personaje busco la justicia e igualdad para todos; hizo grandes reformas a la ley, pero sobre todo siempre pensó en el futuro y encargo que otros siguieran su legado.

Y esta calzada mi niño es parte de su legado aunque otros lo hayan edificado.

El tiempo ha pasado y la historia y la gente sigue indiferente al legado de aquel ilustre personaje que quiso alzar su voz a lo largo de la historia.

Nuestro tiempo tan de prisa y tan lleno de vacío; hacen más vigente este monumento de 17 estatuas y 18 pedestales; “la reunión de los iniciados” como es conocidos en círculos de investigadores, es y aún sigue siendo un misterio indescifrable pero que está ahí recordándonos, que el viejo Benito aun habla fuerte a través de la historia.

Aquella calzada llamada “calzada de la república” sigue ahí incomprendida y hasta presa de la ignorancia que ha saqueado su bronce y pintado de ignorancia este mensaje pensado para todo aquel que quiera saberlo.

La calzada de la república es gestionada desde 1972 como un homenaje de la XLVIII Legislatura Benito Juárez García, para conmemorar los primeros 100 años de su aniversario luctuoso; inaugurada en noviembre de 1974 por el gobernador Fernando Gómez Sandoval como broche de oro de su mandato. Oficialmente fue inaugurada el 21 de marzo de 1975 con el nombre de “calzada de la república”.

la historia oficial dicta que su origen fue la necesidad de entubar el cauce del rio de Jalatlaco que duerme bajo dicha calzada; y para conmemorar a los héroes patrios de la guerra de reforma. También dicta que cada estatua fue manada por el estado de origen del homenajeado en dicha avenida. Exceptuando el de el ausente Jesús González Ortega; en el nicho donde debería estar la estatua de este héroe de la Guerra de Reforma, sólo existe su  placa.

J.S.Pascual (Azeem)

J.S.Pascual (Azeem)

Dicen que un pueblo o una raza mueren dos veces; que se la puede aniquilar de dos maneras; la primera con una invasión e imposición de otro pueblo y la otra; cuando su gente joven deja de oír la voz de los viejos en su cabeza. Y esta historia es la voz de mis viejos que retumba salvajemente dentro de la mía…
J.S.Pascual (Azeem)

Latest posts by J.S.Pascual (Azeem) (see all)

Etiquetas
Mostrar más

J.S.Pascual (Azeem)

Dicen que un pueblo o una raza mueren dos veces; que se la puede aniquilar de dos maneras; la primera con una invasión e imposición de otro pueblo y la otra; cuando su gente joven deja de oír la voz de los viejos en su cabeza. Y esta historia es la voz de mis viejos que retumba salvajemente dentro de la mía…

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar