Noticias

Hasta pronto Gildardo

Oaxaca tiene cultura – «“Yo no fui a la escuela, las condiciones en las que vivíamos en aquellos tiempos eran tan tristes que mi papa no me dejo ir a la escuela porque lo ayudaba en los trabajos del campo, pero cuando tenía como siete años y gracias a la intervención de mi tío venció, tu papa, me integre a la banda de música del pueblo, donde aprendí el solfeo y empecé tocando el altito y ahí me di cuenta de lo chulo que es saber escribir y leer, aprendí a escribir solfa y leer las notas y desde entonces me hice músico, que me ha dado la oportunidad de salir a otros pueblos, formar las bandas y sentirme contento de que me reconozcan como maestro, pero te digo mano, yo no fui a la escuela”.

Era recurrente en nuestras platicas el que recordara de manera rápida sus inicios, sus alegrías y sinsabores que le había dejado su ejercicio como músico, el que ahora, en este día 8 de enero de 2021 físicamente nos deja, pero que también nos deja    su legado, su recuerdo, que  en muchos de nosotros influyo y es nuestro recuerdo de  aquellos tiempos de niños, jóvenes y algunos, pocos, de su vida adulta, que con su música nos acompañó en momentos especiales y nos llenó de gozo, nos cobijó en momentos tristes o contribuyo a alimentarnos el espíritu, allá en el pueblo de Infiernillo y viajo con nosotros al lugar que  fuéramos; me refiero a Gildardo Villegas Julián. 

Y efectivamente, se inició con la banda de música llamada el TRIUNFO que en las décadas de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado fue toda una institución musical  en la región, escuela de varios paisanos que hicieron de la música su profesión y  donde Gildardo llamo la atención por su corta edad y su habilidad para ejecutar su instrumento, quien de mis contemporáneos no recuerda allá por los años sesentas, setentas su sonido de trompeta al estilo sinaloense en canciones de Pedro Infante, pero ejecutada por Gildardo con la orquesta “Ecos de mi Tierra” en las fiestas del pueblo, sus pasos dobles, marchas y chilenas que disfrutamos en esos tiempos.

Venció adversidades, tuvo satisfacciones, vivió la bohemia propia de esos espíritus insatisfechos, porque en ellos la insatisfacción es divina, mi admiración por que al llegar a esta última etapa de su vida, tuvo la bonhomía de decir que como “cuesta morir”, quizá pensando en el título de su última expresión musical, o como mensaje para todos nosotros.

Comparto esta añoranza, por el sentimiento que me embarga, a los paisanos y a los que lo conocieron, a los que lo tienen como un referente musical y a los que como yo supimos de sus emociones que lo acompañaron en esta vida terrenal.

Macedonio Villegas Bolaños.»

Gildardo Villegas Julián.
Oriundo de la comunidad de Infiernillo San Francisco, Huitepec, Zaachila; Oaxaca.
Fue director y fundador de la orquesta de música “Ecos De Mi Tierra” en su misma comunidad, precursor de los “pasos dobles” en los años 80’s, maestro de música la mayor parte de su vida en distintas partes de la ortografía oaxaqueña por citar: Santa Lucía Monteverde, Putla; Oaxaca, Río Jalapilla del municipio de San Pablo Cuatro Venados, entre otros.
Se queda su herencia cultural y musical para los pueblos originarios como un legado importante a otras nuevas generaciones.
Q.E.P.D. Gildardo Villegas Julián

Cortesía – Oaxaca tiene cultura

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar